Salón decorando con ligereza e informalidad

Para decorar debemos ser ingeniosos y en eso se valen los verdaderos decoradores al momento de conseguir efectos absolutamente únicos cuando se dedican a nuestros ambientes.

Para conseguir un salón bastante informal y salir de lo clásico, podemos valernos de diferentes asientos, agrupar piezas diferentes como los sofás en los cuales destacaremos el de mayor capacidad, en un buen tapizado, que puede ser chenille, una butaca de teca natural, y un puf blando de piel, todos materiales diferentes pero empleados en objetos que cumplen la misma función, para completar el conjunto una mesa redondeada puede ser el complemento necesario para aportar dinamismo al resto de los muebles.

La mezcla de materiales puede contrarrestar la frialdad de cualquier espacio y si contamos con escalera que mejor que industrializarla con hierro y peldaños de cristal al ácido que permita un correcto acceso y aprovechamiento de la luz, haciendo el espacio ligero, moderno y absolutamente informal.

Para estos casos sugerimos suelos realizados en tarima de madera, que resulta muy cálida y decorativa, el ipé es una excelente opción para aplicar en los suelos.