Alimentación y embarazo

embarazo

La creencia popular heredada de nuestras abuelas es que durante el embarazo una mujer necesita comer “por dos”. No es así, una mujer embarazada sólo necesita ingerir 300 calorías más al día, en suma: 1200 caloría diarias. Pese a eso, el hambre parece atacar a buena parte de las mujeres en ese estado.

Hay un riesgo latente para toda mujer embarazada: apenas logra la licencia y se la pasa en casa, puede estar picando alimentos todo el día, con consecuencias para su peso y, algunas veces, con riesgos para la salud.

Para no subir de peso mucho, hay que aplicar el esquema de la pirámide nutricional, tomando en cuanta que al grupo 1 pertenecen los lácteos, que aportan calcio y los bebés necesitan mucho calcio y la vitamina D.

En el grupo 2 están las proteínas como carne y huevos, mientras que los vegetales y las frutas están en el grupo 3 aportando fibra , vitaminas y minerales. El grupo 4 está conformado por los alimentos que aportan carbohidratos como el pan, las pastas y el arroz.

Los antojos varían, hay quien tiene predilección por las carnes, otras gustarán de los cítricos y la inmensa mayoría anhela las delicias de los dulces y los chocolates.

El antojo no es anormal, sino las cantidades o las rarezas como comer tierra o hielo. Este tipo de antojos suele ser un indicativo de alguna ausencia de un nutriente, por lo que conviene comentarlo con el médico.

Foto: Ignatius