Consejos para la depilación (Parte II)

waxinglegs8

Ya en el artículo anterior les comentaba algunos consejos a la hora de la depilación, en especial cuando se utilizan métodos que tienen como objetivo acabar con los molestos vellos indeseados de forma casi definitiva teniendo en cuenta el ciclo de los folículos. A continuación, te explico un poco más otros procesos de depilación.

La electrólisis se realiza insertando una pequeña aguja dentro de cada folículo y aplicando electricidad para destruirlo. Usualmente es la mejor opción para tratar los vellos faciales, porque el cabello allí tiende a ser más rubio y fino que en otro lugar de nuestro cuerpo.

Para obtener excelentes resultados se necesitan de entre tres y cinco sesiones con seis semanas de descanso para poder exterminar cada vello. La buena noticia es que este método hace que los vellos desaparezcan del todo, pero lo malo es que el poner electricidad en nuestros folículos duele mucho.

Si no se quieren métodos como el láser o la electrólisis, la depilación con cera ofrece los mejores resultados. Esta depilación arranca el vello desde la raíz y por ese motivo disminuye su crecimiento y lo hace más delgado. Con cada depilación con cera, el folículo se debilita, por lo que el vello crece más fino y menos.

Hay dos tipos de cera: la cera dura que no se pega a la piel por lo que duele menos, pero su consistencia no permite su uso en áreas pequeñas; y la cera suave, que se quita con pedazos de tela y es mejor para las piernas y la línea del bikini.

Un folículo no se debilita sin luchar un poco, por eso es que la depilación duele, pero hay una forma de minimizar el sufrimiento. Hazte la depilación dos semanas después del periodo porque se ha demostrado que se es menos susceptible al dolor en esos días.

Foto: Oscar Mota