Broncoespasmos, cuando al niño le falta el aire

Los broncoespasmos se producen por lo general cuando un estrechamiento de los bronquios no permite la llegada de aire a los pulmones, y por lo tanto el niño se siente irritable, ya que no puede respirar correctamente.

Para evitar broncoespasmos o asma bronquial, lo que se debe hacer es conocer las causas por lo cual se producen,  mayormente son provocados por alergias en presencia de ácaros que se encuentran en los peluches, en las colchas, almohadas y ropa de cama en general que al entrar en contacto con las vías aéreas de nuestro pequeño desencadena este tipo de cuadros.

Es por eso que se hace sumamente importante la limpieza de alfombras, tapizados, colchas, acolchados y cojines, además de los muñecos de peluche con los que nuestro hijo juega, sobre todo si ya hemos detectado que el niño está propenso a este tipo de ataques.

Síntomas y recomendaciones

  • La sensación que provoca un broncoespasmo es de falta de aire, presión en el pecho y tos en medio de una carcajada.
  • En casa podemos prevenir este tipo de cuadros, manteniendo una limpieza adecuada en los cuartos de los niños, en las alfombras, evitando la acumulación de pelos de mascotas etc, que pueden resultar agentes alérgenos o que desencadenen broncoespasmos.
  • Este tipo de patologías afecta a uno de cada tres niños.
  • De ser necesario el médico recomendará broncodilatadores, y por lo general este tipo de crisis son superadas  alrededor de los 2 o 3 días, sin dejar mayores secuelas.