Riesgo de embarazos ectópicos

Un embarazo ectópico es una complicación del embarazo en la que el óvulo fertilizado se desarrolla en los tejidos distintos de la pared uterina. De manera frecuente, este suele implantarse en la trompa de Falopio, aunque también puede hacerlo en el ovario, en el canal cervical, en la cavidad pélvica o en la abdominal.

En los últimos años, el diagnóstico precoz de este tipo de patología ginecológica permite la resolución de la misma con el menor daño posible para la mujer. Sin embargo es necesario advertir de los riesgos que representa para la mujer si no es tratado a tiempo, y las consecuencias que puede tener en la fertilidad.

Cualquier mujer puede sufrir un embarazo ectópico, pero algunas circunstancias aumentan el riesgo de padecerlo:

  • Aquella mujer que se ha hecho una esterilización quirúrgica, pero a pesar de eso queda embarazada.
  • Haber sido operada de las trompas de Falopio, a fin de corregir un problema o lograr revertir una ligadura de trompas.
  • El riesgo aumenta, aunque no de manera significativa, si la mujer ha tenido otras cirugías pélvicas o abdominales, como la extracción de un quiste ovárico o fibromas, una apendicectomía o una cesárea previa.
  • Haber padecido con anterioridad un embarazo extrauterino.
  • Tener colocado un dispositivo extrauterino (DIU) y quedar embarazada.
  • Tomar anticonceptivos hormonales sólo a base de progestágeno, al momento de la concepción. Las píldoras no aumentan el riesgo en si mismas, pero, si se logra un embarazo durante su ingesta, la probabilidad de que sea un embarazo extrauterino es más alta de lo normal.
  • Las trompas pueden estar dañadas como consecuencia de una infección en el aparato reproductor superior (lo que se conoce como enfermedad pélvica inflamatoria). Este tipo de patología está causada de manera frecuente por infecciones de transmisión sexual no tratadas, como la gonorrea o la clamidia.
  • Estar atravesando tratamientos por infertilidad, los que por lo general se relacionan con algunos daños en las trompas de Falopio.
  • La edad de la mujer también puede influir en el aumento del riesgo de tener un embarazo extrauterino.

Consultar con tu Ginecólogo desde el momento del embarazo es la mejor manera de detectar un embarazo ectópico.