Baños de espuma e infecciones urinarias en bebés

0
1733

Muchas madres han escuchado que aquellas clases de baños que causan espuma son malos para el tracto urinario de los niños. La espuma dentro de la bañera se consigue aplicando un líquido que forma espuma y burbujas, como aquellos baños espumosos de los adultos, que son muy divertidas para los niños. Así que antes de probarlo es bueno que sepas cuales son los riesgos reales de infecciones de esta parte de tu bebé.

Varios doctores afirman que no hay ningún estudio que confirme esa conexión entre los baños espumosos y las infecciones en el tracto urinario de los bebés y de los niños pequeños, sin embargo muchos de ellos deciden recomendar a los padres no utilizarlos para evitar este tipo de infecciones, que así como en los adultos, son incómodas y dolorosas para los niños.

Lo que sucede es que estos baños de espuma, así como cualquier jabón fuerte e incluso el agua que tiene sólo una pequeña cantidad de jabón, puede llegar a irritar la apertura de la uretra de los niños si no la enjuagas completamente, así que si decides utilizar alguno de estos productos asegúrate de que no quede ningún tipo de jabón en esta parte, o alguna otra de tu bebé.

Estos residuos de jabón hacen que empiece una irritación en esa parte de la uretra, lo que hace que arda y sea doloroso para tu hijo orinar, por lo que simplemente deciden no orinar, produciendo así unas mayores infecciones en el tracto urinario. Es por esto que los expertos recomiendan aplazar estos baños hasta cuando tu bebé tenga por lo menos tres años y que evites que se sienten sobre agua que contenga jabón o champú. Y si tu hijo es propenso a esta clase de infecciones, lo recomendable es que evites por completo los baños espumosos, sin importar que edad tenga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here