Desarrollo cerebral profundo de tu bebé

El cerebro de tu bebé poco a poco se va desarrollando igual al resto de su cuerpo y poco a poco va adquiriendo las habilidades que llevarán a que tu hijo tenga las funciones y las capacidades que tendrá cuando sea más grande y en su vida adulta. Y es que debajo de su pequeño cráneo y dentro de su pequeña cabeza se va desarrollando todo un mundo que no se ve.

Bien dentro del cerebro de tu pequeño, debajo de la corteza cerebral que es esa materia gris arrugada, se encuentran dos pequeñas estructuras que son las que ayudan al desarrollo de tu bebé, el hipotálamo que es el que controla el sueño profundo que tanta falta le hace en esta época y el hipocampo que es el que ayuda a controlar la memoria, que poco a poco se va desarrollando.

Los expertos estiman que el hipocampo se encuentra cerca del cuarenta por ciento desarrollado cuando tu bebé nace, cincuenta por ciento a las seis semanas y completamente desarrollado a los dieciocho meses. Es por esto que ellos estiman que los bebés, incluso cuando son recién nacidos, tienen la capacidad de recordar cosas, y algunos afirman que a los diez días tu hijo puede recordar la forma como hueles, al mes puede recordar la forma como lo alimentas y la hora en que lo haces y a los cuatro meses puede reconocerte en medio de un grupo de personas.

Por su lado, el hipotálamo controla la forma profunda en la que tu hijo duerme, que es aquel momento en que tiene sus ojos cerrados sin soñar nada y que ayuda que todo su cerebro descanse y se recargue después de un día de constante aprendizaje y reconocimiento. Durante esta clase de sueño, el cerebro de tu bebé está case inactivo, pero su cuerpo puede tener movimientos involuntarios.