Trotar durante tu embarazo

El ejercicio moderado durante el embarazo puede ser una de las claves de mantenerte en forma y preparar tu cuerpo para lo que viene con el exceso de peso que tiene que aguantar, además del trabajo de parto. Uno de los mejores ejercicios que puedes hacer durante esta etapa de tu vida es el correr o trotar moderadamente porque trabaja lo necesario y es fácil de hacer.

Correr algunas veces a la semana es una de las mejores formas para poner tu cuerpo en forma además de hacer trabajar a tu corazón, ayudándote a sentirte mucho mejor tanto física como psicológicamente cuando estés muy cansada. Otra gran ventaja es que aparte de algunos zapatos especiales y prendas para hacer ejercicio, no necesitas nada más y puedes hacerlo cuando tengas un tiempo libre.

Si desde antes de quedar en embarazo ya practicabas este deporte, puedes seguir sin preocupaciones, claro antes consultando a tu doctor. Pero si no lo practicabas antes, es mejor que empieces con otra práctica durante el embarazo, porque no es bueno para tu bebé que entrenes muy fuerte. Recuerda que en el primer trimestre los órganos más importantes de tu bebé se están formando, por lo que hacer que se caliente en extremo podría no ser lo mejor.

Así que si quieres empezar con una rutina, puedes preguntar a un experto sobre algunos ejercicios no muy exigentes para fortalecer tus abdominales y el piso pélvico, que es algo que te será muy útil para el día del parto. Si desde antes de tu embarazo no sueles correr, es mejor que no empieces porque durante esa época tus articulaciones se vuelven más frágiles y podrías tener alguna lesión.