Hipertensión y problemas cardíacos en el embarazo

0
971

Hoy por hoy padecer alguna enfermedad crónica no es impedimento para tener un bebé, o llevar a cabo una gestación absolutamente saludable, solo es cuestión de tener ciertos cuidados.

En el caso de la hipertensión arterial preexistente antes de quedar en embarazo, es conveniente ajustar los controles antes de embarazarse, o apenas nos damos cuenta que estamos en estado. Muchas veces la misma suele por culpa de los nervios, algunas madres llevan embarazos saludables sin presentar complicaciones, salvo que tengan sus arterias muy deterioradas lo que lleva a una alteración placentaria, de todos modos es necesario tener ciertos cuidados porque la presión alta lleva a una enfermedad llamada preeclampsia, que si no es tratada puede lastimar los riñones  u otros órganos.

En tanto una madre con insuficiencia cardíaca seguramente padezca de más fatiga que aquella que no lo padece, sobre todo a partir de las últimas semanas, y es conveniente llevar y mantener cierto reposo, en algunos momentos del día. Si los médicos consideran que hay riesgo de infecciones en las válvulas del corazón, seguramente recete algún tipo de antibiótico para facilitar el parto, pero por lo general no se necesita programar una cesárea, aunque en la antigüedad se pensaba que las madres corrían muchos riesgos, hoy por hoy, se ha descubierto que en éstos casos es mucho menos riesgos terminar el embarazo mediante un parto vaginal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here