Cómo tratar los dolores de cabeza de un pequeño

Los dolores de cabeza muchas veces son frecuentes en los más pequeños, y resulta sumamente importante determinar porque, ya que pueden deberse a diferentes situaciones, como la falta de comida adecuada, saltear los horarios de alimentación, problemas en la vista, o el consumo excesivo de algunos alimentos.

Las compresas frías o calientes pueden ser de gran alivio, se deben colocar sobre la cabeza del pequeño durante 30 minutos, ara aliviar el malestar. No es necesario que duerma, pero si que realice reposo, en un lugar donde no haya mucha luz, y el ambiente sea tranquilo. Puede deberse a estrés o cansancio, en esos casos es favorable masajear las sienes y la frente del pequeño con mucha suavidad.

Por otro lado debemos asegurarnos que el niño no haya salteado comidas, y que se alimente de la forma correcta, también se deben evitar alimentos como el chocolate, el cacahuete, la carne procesada, los quesos, la comida china, que pueden contener sustancias que afecten mucho más los dolores de cabeza.

El niño siempre debe tener un momento de esparcimiento y relax, sobre todo aquellos que son exigidos en la cantidad de horas escolares, y por obligaciones extracurriculares, por lo tanto no elimine de sus actividades el tiempo para el ocio y los juegos al aire libre.

Visite periódicamente al oculista, sobre todo si el niño se queja constantemente de dolores de cabeza, ya que puede tratarse de algún inconveniente o problema visual.