Convulsiones febriles en niños

Este tipo de convulsiones son muy peligrosas y pueden dejar secuelas, por el contrario de lo que se piensa no tienen relación alguna con la epilepsia, se deben en sí a una inmadurez que hace que el pequeño convulsione ante una irritación neuronal.

¿Que es lo que provoca la irritación neuronal?, Bueno muchas veces esta irritación puede darse por un cambio brusco en su temperatura corporal, ya sea que suba o que baje en un período corto de tiempo. Aunque son verdaderamente alarmantes las convulsiones febriles son benignas, suelen durar unos minutos durante los cuales se hace imprescindible que los padres mantengan la calma, hay que llevar al pequeño a un lugar cómodo donde no pueda dañarse y de ser posible recostarlo evitando introducirle nada en la boca manteniendo sus vías aéreas despejadas.

Es necesario que observemos con atención cuanto duran esas crisis y luego lo comentemos con el pediatra, este tipo de convulsiones no se pueden prevenir tomando medicamentos antifebriles porque no es la fiebre la que genera las convulsiones sino el cambio brusco de temperatura y muchas veces se desencadenan justo cuando baja, es habitual que desaparezcan solas sin dejar secuelas a partir del año y medio de vida cuando el pequeño adquirió una  mayor madurez neuronal.