¿Chuparse el dedo puede deformar el paladar del bebé?

Muchas madres nos hemos realizado esta pregunta, sobre todo cuando vemos que nuestro bebé se la pasa con el dedo en su boca.

La respuesta es SI, el que el bebé se chupe el dedo deforma su paladar, aunque hay especialistas que sostienen que es falso, la costumbre de chuparse el dedo suele comenzar antes del nacimiento. Lo cierto es que si un niño deja de chuparse el dedo a los 5 o 6 años, no ocurrirá ningún tipo de inconveniente en sus mandíbulas o dientes, sin embargo como padres no debemos alentar este tipo de conductas cuando comenzamos a detectarlas.

Los dientes comienzan a caerse y  aparecen los permanentes alrededor de los 5 o 6 años, por lo que si antes se succiona el dedo no los afectará en lo más mínimo, pero hay que prestar mucha atención a corregir el hábito antes de llegado a este período, porque sí a partir de esa edad puede haber una posibilidad de que chuparse el dedo o utilizar el chupete cause un mal crecimiento de los dientes o en su defecto estos nazcan y se acomoden deformes.

Foto: Gracias a Byron and Tamara