Cuando se diagnostica a un niño síndrome de atención deficitaria

haciendo los deberes

Hemos hablado con anterioridad de los niños que padecen trastornos de conducta, como la hiperactividad y la hiperkinesis, pero bajo estos puntos de vista ninguno pertenece al grupo de niños a los que se les diagnosticará Síndrome de Atención deficitaria, dado que este padecimiento puede venir o no acompañado de estos síntomas.

Si bien, este tipo de conductas son las que reciben el nombre de Síndrome de Atención deficitaria, son catalogadas como parte de los síntomas del mismo, dado que provocan ciertas molestias en las actividades diarias del niño, tanto en su casa como en la escuela, y no le permiten enfocarse en las mismas, produciéndole dificultades para prestar atención, concentrarse, permanecer callado o quieto, lo que además puede llevarlo a ser impulsivo.

Los especialistas antes de diagnosticar este tipo de trastornos, se valen no solamente  de los patrones psicológicos del niño, sino además de su entorno escolar y familiar, de su comportamiento para mantener atención sobre las tareas asignadas y demás de cuán capaz es de manejar sus propios impulsos.

Muchos profesionales se basan en que algunas de estas conductas responden a patrones solamente psíquicos del niño y reacciones naturales frente a determinadas situaciones y que no son suficientes para diagnosticar Síndrome de Atención Deficitaria. Por lo que se hace sumamente importante la observación de parte de los padres, ya que diagnosticado precozmente, ayuda al tratamiento permitiéndole así al niño una pronta y favorable recuperación que de alguna manera perjudica su calidad de vida.

Foto: Gracias a Uriel 1998