Reconocer que tu hijo tiene piojos

Combatir piojos en los niños

Los piojos son pequeños insectos parásitos que generalmente viven en el cuero cabelludo en donde se esconden entre el cabello, se alimentan de la sangre, ponen sus huevos y en varias ocasiones causan mucha picazón. Estos insectos son muy comunes durante los años de guardería y primeros años de escuela.

Cómo saber si tu hijo tiene piojos

Te darás cuenta de los piojos en la cabeza de tu hijo cuando llamen de la guardería o escuela para darte la  mala noticia, o puedes notar que tu hijo frecuentemente se rasca o frota su cuero cabelludo, en particular en la parte trasera de la cabeza y alrededor de las orejas.

Pero los piojos no siempre causan picazón, en especial al comienzo, por lo que la primera señal que puedes tener son los huevos de estos insectos, llamados liendres, en su cabello. Liendres son muy pequeñas y de un color blanco perlado, además tienden a quedarse pegadas en el cabello firmemente, no como la suciedad o pedazos de piel que caen fácilmente.

La forma más usual en la que se contagian estos insectos es a través de un hermano o un amigo que tenga piojos. Estos insectos  solamente caminan, así que no pueden saltar ni volar, por lo que viajan de una cabeza a otra por contacto directo. Fuera del cuero cabelludo los piojos pueden vivir por un día o dos y pueden pasar por las almohadas o sombreros.

Es un mito que los piojos son producto de una mala higiene o de la pobreza porque estos insectos son muy igualitarios y pueden aparecer incluso en las comunidades de mayor clase.