Cinco recetas adelgazantes

recetas adelgazantes

Adelgazar es el tema central de la vida de toda mujer, ya sea para perder peso o mantener el peso, hay que echar mano de trucos, tips y consejos, sobretodo hay que tener en cuenta que la comida saludable, un poco de ejercicio diario y  una actitud positiva obran estupendamente para mantenernos saludables, sentirnos bien y vernos bien, pero también es cierto que parte de ello es mantener una dieta que no se exceda en calorías y grasas y que esté basada en alimentos saludables.

Y por ello para las que intentan mantenerse en su peso, sustituir algunos de nuestros principales alimentos por otros más saludables y ligeros así como a las que quieren perder peso, estas cinco recetas de alimentos que usualmente consumimos y que se convierten en una ayuda a la hora de controlar el peso.

Recetas adelgazantes

Receta de café capuchino con soja: Sustituir la leche normal por la leche de soja es hoy más popular que nunca, por la recomendación médica de aprovechar el beneficio de la soja y ayudarnos con el peso.

Ingredientes: 1 cucharada de café instantáneo, agua caliente, chocolate en polvo, 70 ml de leche de soja.
Preparación: Colocar una cucharada abundante de café dentro de una taza y echar después agua hirviendo. Aparte calentar en el microondas la leche de soja por un minuto y con un batidor o vaporizador de  las cafeteras expresso domésticas, darle firmeza, consistencia y espuma. Echar entonces algo de la leche en la taza y esparcir  la espuma. Arriba espolvorear  con el chocolate en polvo y listo, para degustar un sano, adelgazante y rico capuchino.

Receta de licuado light de tomate: El tomate es fuente de muchos nutrientes y uno de los vegetales más versátiles con el que además puedes preparar un rico licuado que nutre y ayuda a mantener el peso porque da la sensación de saciedad si lo bebes antes de la cena diaria.
Ingredientes: 1 naranja, 1 tomate, 1 manzana, 125 cc de agua, 2 cucharadas de hielo granizado.
Preparación: Pelar el tomate, exprimir la naranja y colar el zumo, por aparte se pela y ralla la manzana. Colocar todo junto en la licuadora, agregar el agua y el hielo y mezclar todo muy bien, colocar en la nevera para que esté bien frío cuando quieras beberlo.

Receta de crema light de calabacines: Sustituir las sopas cotidianas llenas de calorías por una rica y nutritiva además que con efecto saciante crema de calabacines, hará por tu peso más de lo que haría una dieta relámpago además perjudicial para la salud.

Ingredientes: 1 kilo de calabacines, 1 cebolla, 4 cdas de aceite de oliva, 1 lt caldo de verduras, 1 poco de pimienta y sal al gusto.
Preparación: En una sartén colocar el aceite de oliva y rehogar la cebolla picada, cuando esté transparente agregar los calabacines picados en cubos sin pelarlos y dejar que se cocinen, revolviendo ocasionalmente. Cuando los calabacines estén tiernos agregar el caldo de verduras, tapar y dejar que hierva. Retirar del fuego y pasar por batidora, colar para que quede aún más fina, echar un poco de pimienta y servir acompañada de pan tostado integral.

Receta de ensalada light de repollo: Ya sabemos que todas las ensaladas son saludables y todas resultan nutritivas pero también sabemos que algunas no logran hacernos sentir la saciedad para engañar al estómago con una de ellas, la de repollo es rica en ingredientes nutritivos pero también tiene un efecto adelgazante y saciante.

Ingredientes: 1 repollo, bacon, vinagre, aceite, azúcar, sal y pimienta al gusto.
Preparación: Cortar el repollo en tiras bien finas. Saltear el bacon cortado en trozos pequeños en una sartén con aceite bien caliente. Cuando esté dorado, se agregan las tiras de repollo y se revuelve bien todo. Agregar sal, un poco de azúcar y vinagre. Dejar que se cocine. Se sirve caliente.

Receta de helado de pera light, mantener el peso o intentar perder peso no tiene por qué ser un calvario, con algunos cambios como hemos dicho podemos beneficiarnos de comer rico y lucir bien. Esta receta les da un rico postre que sabe bien y no tiene culpa alguna, porque es totalmente light.

Ingredientes: 3 peras, 200 g de queso blanco desnatado tipo Philadelfia, el zumo de medio limón, endulzante Splenda al gusto, y 1 cucharadita de canela.

Preparación: Pelar las peras y cortarlas en cuartos, retirar las semillas y la parte del centro de las mismas, (hueso). Colocarlas en un recipiente con un poco de agua y el zumo de limón y cocinarlas a fuego suave hasta que estén tiernas. Retirar del fuego y dejar enfriar. Colocarla en el vaso de la batidora con el zumo que quedó de la cocción, agregando el Splenda, la canela y el queso blanco. Procesar todo hasta formar una crema homogénea. Colocar en un recipiente adecuado para poner en la nevera. Pasada una hora de haberlo colocado a enfríar, retirar y batir con un tenedor. Dejar de 2 a 3 horas dentro del congelador hasta que el helado esté a punto.