Cuidados que debes tener en el embarazo

Cuidados en el embarazo

Ahora que estás embarazada, es más importante que siempre que te cuides tanto en lo físico como en lo emocional. Se puede tener un mejor embarazo y libre de problemas si se tienen en cuenta algunos consejos de los expertos con respecto a los cuidados que se deben tener en cuenta durante este estado.

Algunos consejos a tener en cuenta en el embarazo

  • Un buen cuidado prenatal es muy importante para ti y para tu bebé. En tu primera visita prenatal se te harán algunos exámenes para ciertas condiciones que podrían llevar a complicaciones. Así que si no has escogido un médico debes empezar a buscarlo de inmediato.
  • Encontrar la persona adecuada, ya sea que busques un doctor o una matrona, puede tomar algún tiempo. Mientras encuentras a alguien, si estás tomando algún medicamento o tienes problemas médicos, llama a tu médico habitual de inmediato y dile que estás embarazada.
  • Ahora que estás comiendo por dos necesitarán más proteína, así como ciertas vitaminas y minerales como el ácido fólico, hierro y calcio. Además estarás sorprendida cuando sepas que sólo necesitas cerca de trescientas calorías adicionales al día.

Además querrás alejarte de los huevos y de la carne que no estén bien cocidos, productos lácteos y zumos que no estén pasteurizados, la comida de mar cruda y las comidas frías para evitar ingerir bacterias que podrían dañar a tu bebé. También debes evitar ciertos tipos de pescado que pueden contener altos niveles de mercurio y otros contaminantes.

  • La mayoría de suplementos prenatales contienen más hierro y ácido fólico que los que puedes encontrar en unas multivitaminas normales. Es importante que consumas suficiente ácido fólico antes de la concepción y durante los primeros meses del embarazo. El ácido fólico reduce el riesgo de tu bebé de desarrollar defectos de nacimiento en el tubo neural.

También es importante que tomes suficiente hierro. Tus requerimientos de hierro incrementan significativamente durante el embarazo, en especial durante el segundo y tercer trimestre. Pero más no necesariamente es mejor, porque tomar mucho de ciertas cosas puede ser dañino. Evita grandes dosis de cualquier vitamina y no tomes ningún suplemento adicional o preparaciones herbales sin el consentimiento de tu médico.