Cómo cuidar las azaleas

Cómo cuidar las azaleas

Las azaleas son arbustos perennes de la familia de las Ericaceas. Pertenece al género de Rhododendron originarias de Japón. Existen aproximadamente 800 especies diferentes que pertenecen a este género. Puede cultivarse en el interior o exterior. La planta de interior puede llegar a medir 50cm y si la cultivamos al exterior podrá llegar a medir los 2 m.

La azalea en la decoración

Dentro de su infinidad de variedades pueden ser de color rosa, rojo, naranja, amarillo, púrpura o blanco. Estas hermosas plantas, son especiales para decorar jardines cercados,  lucirlas en macetas, ya que son muy llamativas y brindan un colorido sin igual.

Se les puede organizar en grupos, realizando caminos, que sus delicadas flores marcarán, o bien lucirlas espaciadas, plantarlas solas o mezcladas con otras especies. Son plantas que se adaptan muy fácilmente y conviven con otras, pero como todas requieren de ciertos cuidados.

Es una planta muy recomendada para decorar nuestros interiores pero es recomendable que después de la floración sea llevada, siempre que sea posible, al exterior.

Cuidado  y cultivo de las azaleas

Riego

En verano, necesitan de un riego sumamente abundante, y frecuente, pero siempre evitando que se formen grandes charcos en el suelo, ya que su raíz es muy sensible y puede pudrirse con facilidad. Recordemos en invierno, siempre que su tierra debe permanecer húmeda, puedes alcanzarlo con un riego semanal. Cuando una azalea está en plena floración puede ser regada diariamente.

Cómo cuidar las azaleas

Luz

Si está dentro de casa, ponla en un lugar con mucha luz. En el jardín, está mucho mejor en la sombra o semisombra que a pleno sol. En un clima húmedo como la Cornisa Cantábrica, sí podría estar al sol.

Temperatura

No le va nada bien una calefacción fuerte. Por tanto, que nunca esté cerca de radiadores puesto que tendería a secarse y a marchitarse. Mejor es que las lleves a una habitación que no tenga radiador o a cualquier sitio en el que se hallen a salvo de calores excesivos. Soporta las heladas ligeras. Puede llegar a soportar una temperatura de -5 ºC.

Fertilización

Es una buena idea usar un buen fertilizante para plantas acidófilas o plantas de interior, y repetir la aplicación cada 15 días mientras dure la floración de las azaleas.

Reprodución

Para multiplicar las azaleas, se deben hacer por macetas, cuando hayan concluido su floración, ya que esto da lugar a nuevos brotes y de allí podremos extraer nuevas plantitas., en cuanto a las plagas, las que más las perjudican son los ácaros y las polillas, típicas de esta especie.

Hay que tener especial cuidado, sobre todo en las variedades con flores grandes, de retirar las marchitas ya que pueden pudrirse y afectar a las hojas inferiores.