Mitos y verdades en la cocina

masa galletas

Existen varios rumores de la cocina que al final no sabemos si son verdad o mentira. Existen rumores sobre los utensilios de cocina, las ensaladas que compramos del supermercado y hasta sobre el consumo de la masa cruda de las galletas. Aquí algunas realidades sobre estas leyendas.

Algunos mitos y verdades en la cocina

Cocinar con sartenes anti-adherentes. El teflón que evita que la comida se pegue es así gracias a unos químicos que en altas dosis ha causado cáncer en animales de laboratorio. Pero los expertos dicen que existen estudios que no han mostrado evidencias de que los químicos del teflón queden en la comida o en el aire que respiramos.

Debes tener en cuenta que así estos químicos no se escapen cuando estas sartenes se queman, otros gases dañinos si. Así que por seguridad, nunca dejes una de estas sartenes vacía en el fuego o en un horno caliente. Simplemente deja la comida allí o agua para prevenir eso.

Comer masa cruda de galletas. Aunque sólo uno de cada veinte mil huevos está contaminado con salmonela, todos los expertos están de acuerdo en lo mismo: No consumas comidas que tienen huevos crudos. La salmonela puede causa diarrea, fiebre y calambres.

Debes tener en cuenta que si tu fuerza de voluntad no te ayuda a resistirte a pasarle los dedos al recipiente con los restos de la masa cruda, es mejor que la hagas con huevos pasteurizados, ya que las altas temperaturas usadas durante ese proceso destruyen la salmonela.

Comer ensalada directamente de la bolsa. La industria de las comidas se toma bastante trabajo para asegurarse que los productos estén libres de microorganismos patógenos. Sin embargo, se han escuchado casos de presencia de la bacteria E. Coli en espinacas, por lo que se recomienda lavar las verduras en agua.

Sin embargo, si el E. Coli está presente, no hay garantía de que nos deshagamos de él con un poco de agua corriente. Para protección extra se recomienda lavarse las manos antes y después de manejar diferentes clases de comidas y limpiar los cuchillos y tablas de cortar entre los usos.

Reutilizar botellas de agua. La forma de estas botellas hace que sea difícil lavarlas, lo que podría resultar en que bacterias se queden allí adentro. Para librarte de todas las bacterias, necesitarás descontaminar con cloro y después lavar con agua corriente o meter la botella en agua hirviendo. Algunas botellas delgadas podrían no sobrevivir toda esta limpieza.

Congelar botellas de agua no tiene ningún riesgo para la salud que se conozca, pero los expertos recomiendan sólo hacerlo con aquellas que digan en su etiqueta «seguro para congelar», porque cambiar la temperatura del plástico puede ser peligroso. En cualquier momento que quieras calentar o enfriar el agua en la botella, es mejor utilizar de aquellas de plástico específicamente diseñadas para eso. Y si dejas una botella de agua en un automóvil caliente, es mejor que te deshagas de ella y compres una nueva.

Foto: Adrian Purser