Las vitaminas, mejor naturales que en suplementos

suplementos nutricionales

Dada la popularidad en la actualidad de los antioxidantes, es muy probable que en las tiendas, farmacias y supermercados encontremos varias píldoras y suplementos que contienen antioxidantes y que prometen ayudarnos en esa lucha para mantener la salud y la energía con el paso de los años.

Pero es mejor no comprarlos, porque esos suplementos no tienen nada que hacer junto a las comidas frescas y llenas de nutrientes. Por ejemplo, un estudio de salud entre 34.492 mujeres en Estados Unidos. En él, entre las mujeres que ingerían comidas ricas en vitamina E, como las nueces, tenían menos riesgos de sufrir de accidentes cerebro vasculares. Mientras que aquellas que consumían suplementos de Vitamina E, no tenían ninguna protección.

Las comidas naturales contienen miles de ingredientes que interactúan entre ellos de formas muy complejas, y si se saca uno sólo de esos ingredientes no hay manera de predecir la forma en la que vaya a funcionar sólo, lo que explica la inutilidad de los suplementos vitamínicos.

Varios expertos en el tema aconsejan de gran manera ingerir las vitaminas en sus formas naturales, en nuestras comidas diarias, porque explican que por ejemplo se han llevado a cabo muchos estudios en suplementos antioxidantes individuales que han resultado ser bastante desalentadores.

Foto: Clean Wal-Mart