Dermatitis solar, causas, síntomas y tratamiento

La dermatitis solar es una reacción cutánea que está causada por la exposición a los rayos del sol, que originan un daño en la piel dependiendo siempre de su tipo, son más sensibles las pieles pálidas.

La luz del sol es rica en rayos UV en las zonas que se encuentran cerca del mar y en altitudes altas. La lesión cutánea será aun mayor cuanto mayor sea la intensidad de la luz solar y la duración de la exposición al mismo, y menor sea el grado de pigmentación de la zona que se encuentra expuesta.

¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis solar?

Las quemaduras solares comienzan con un enrojecimiento cutáneo luego de la exposición al sol, con la formación de vesículas o pequeñas ampollas epidérmicas repletas de líquido, en aquellas zonas que fueron expuesto a la luz del sol, luego se origina la descamación y la curación de la lesión.

Cuando son leves el enrojecimiento continua con la descamación y puede originarse la pigmentación de la piel, con síntomas como fiebre, dolor de cabeza y vómitos.

¿Quiénes tienen más riesgo de padecer dermatitis solares?

El eritema solar se presenta comúnmente en personas con pieles pálidas, con pecas y pelirrojos, muy común en niños y en mujeres muy jóvenes, y reaparece en sucesivas exposiciones.

¿Qué medidas se pueden tomar para evitar los eritemas solares?

El mejor remedio es emplear una crema solar con un factor de protección solar alto (FPS). Las personas que son más sensibles a la luz del sol deben colocarse una crema con un FPS de 20 o superior, antes de exponerse al sol y renovar continuamente la aplicación.

En las quemaduras solares, el uso de apósitos húmedos causan una sensación de alivio, y pueden emplearse pomadas o cremas de glucocorticoides como tratamiento.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….