Consejos para el secado del cordón umbilical

Cuidados del ombligo del bebé

Los bebés recién nacidos quedan con un pedazo del cordón umbilical pegado a su cuerpo que se cae en los diez o veinte días siguientes por lo que se debe tener un poco de cuidado con esta parte. Para comenzar debes mantenerla limpia y seca, y se recomienda que dobles el pañal justo debajo, o compres de esos pañales que tienen un espacio especial para esto, así está expuesto al aire y no a la orina.

Cuidados para el ombligo del recién nacido

Cuando ese pedazo de cordón umbilical se caiga, puedes ver un poco de sangre en el pañal, pero eso es normal. Sólo debes evitar bañar a tu bebé dentro de la bañera hasta que se caiga.

En climas cálidos, haz que tu bebé vista sólo el pañal y una camiseta suelta para dejar que el aire circule y haga que el proceso de secado sea más rápido. Además no debes intentar halar el cordón, incluso si parece que sólo está sostenido por un pedazo pequeño de piel.

En el momento del nacimiento, el doctor puede aplicarle alcohol u otro antiséptico al pedazo de cordón que queda en el bebé. Y por eso, recomiendan que cuando ya esté en la casa los padres sigan con ese proceso de aplicar alcohol en la base con un poco de algodón una o dos veces al día.

Algunos pediatras apoyan esta práctica, pero otros sugieren que es mejor dejar que el cordón se seque naturalmente porque podría ser un proceso más rápido. Sin embargo, a muchos padres no les agrada el olor ni la apariencia pegajosa que adquiere cuando no se aplica alcohol, así que varios doctores sugieren seguir utilizando el método, así tarde un par de días más.