Cómo prevenir y evitar las infecciones vaginales

Evitar las infecciones vaginales

Una de las molestias femeninas más comunes son las infecciones vaginales, que suelen aliviarse con un buen tratamiento y que deben controlarse porque convertidas en algo crónico dan paso a condiciones de salud más preocupantes, aún cuando sean leves no dejan de ser un malestar y un quebranto de salud, que podemos prevenir y evitar con pocos cambios en nuestra forma de vida.

La prevención de las infecciones vaginales se limita a 4 aspectos básicos que puedes fácilmente cumplir en el día a día y evitarte estas molestias. El consumo abundante de agua, supone una forma de mantener la temperatura corporal que es importante sobretodo en los climas cálidos para el área vaginal que tienen a sufrir por las altas temperaturas.

La limpieza constante es importante, sobretodo porque la carencia de higiene da lugar a los casos más severos de infecciones, así como el evitar el uso de esponjas u otros a la hora de ducharse y lavar el área, porque estos acumulan también bacterias.

Hay que mantener una constante de vigilancia sobre nuestras prendas interiores, que sean de materiales frescos como el algodón y que sean lavadas tratadas con cuidado, los médicos recomiendan no mezclar tu ropa interior con la de extraños, como suele suceder al utilizar servicios de lavandería externa porque algunas bacterias sobreviven en las prendas y por ello la ropa interior demanda más cuidado.

Hay que utilizar ropa que no sea demasiado ceñida, el uso de ella de manera constante está ligado a las infecciones vaginales porque con el calor, motivan la humedad del área vaginal y la convierten en un lugar propicio para las bacterias. Igualmente hay que evitar el uso excesivo de materiales en prendas de vestir que tienen componentes que los hacen demasiado cálidos y causan además infecciones de tipo urinario, como son las fibras spandex. Utilizar colores claros sobretodo en verano y para las prendas de dormir y que sean ligeramente holgadas.