Cómo evitar las caries de tus dientes

La higiene bucal debe estar dirigida al control y la eliminación de la placa dental mediante métodos mecánicos y/o químicos. Esta higiene dental se debe fundamentar en el cepillado dental, el uso del hilo o seda dental y todos aquellos medios complementarios menores que sean necesarios.

La caries es una enfermedad que provoca infecciones las cuales van destruyendo el esmalte de nuestros dientes. Esta destrucción del esmalte se ve incrementada si se consumen alimentos ricos en azúcares e hidratos de carbono, ya que provocan una serie de ácidos que aceleran la destrucción del esmalte.

Rafael Llamas Cadaval, profesor de Patología y Terapéutica Dental de la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla nos indica que la caries aparece debido a la acumulación de alimentos en la superficie del diente, provocando bacterias que lo destruyen.

Consejos básicos para prevenir la caries

  1. Debe ser limitado el consumo de azúcares , y tener una dieta moderada a los colorantes de azúcar.
  2.  Lavarte bien los dientes, y después siempre utilizar el hilo dental.
  3. Evita el consumo frecuente de alimentos y bebidas ácidas. Esto incluyendo jugos de fruta y todas las bebidas gaseosas (dietéticas y normales). Idealmente sólo debiera tomarlas con una comida. Si no puedes prescindir del dulce, usa sustitutos del azúcar como la sucralosa, stevia, maltitol o xilitol, los cuales no producen caries.
  4. En relación a los niños, el jugo de frutas debe diluirse a la mitad con agua y beberse preferentemente con una bombilla (como todas las bebidas gaseosas).
  5. Consulta si el agua que consumes contiene flúor. Y también pregunta a tu dentista si un tratamiento de flúor es aconsejable.
  6. Masticar bien los alimentos. Para que no se depositen restos entre los dientes.
  7. Consume una dieta rica en calcio y proteínas. Es esencial para tu dentadura.
  8. Cuide los dientes con una buena higiene oral. Cepilla los dientes por lo menos dos veces al día con una pasta dental flúorada, después del desayuno y especialmente, después de la última comida de la noche.
  9. Debes visitar regularmente al dentista a partir de los 2 años y medio. Para controles tan frecuentes como el dentista indique, el cual generalmente es cada 6 meses.

La mayoría de las personas que notamos caries en nuestros dientes no acudimos al dentista hasta se la misma caries se nos manifiesta de forma dolorosa. Es un error que cometemos la mayor parte de personas, ya que como cualquier otro problema, tiene mejor solución en sus orígenes y no cuando la enfermedad ya está avanzada.

Lo único que conseguimos asistiendo más tarde al dentista es haber perdido una mayor parte dental y en ocasiones, no se puede solucionar solo con un empaste y recurrimos a la extracción, que se podría haber evitado, si hubiésemos acudido al dentista cuando la caries era casi inexistente, por esa razón es recomendable que visites regularmente a tu odontólogo.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…