Glicinias para cubrir grandes fachadas

Cuando en casa poseemos muros surcados de ventanas y puertas, las mismas no nos permiten colocar celosías o estructuras para colocar allí plantas trepadoras que son muy decorativas.

Esto mismo hace que algunas especies de menor tamaño, se pierdan o no luzcan por la inmensidad de las paredes y muros lo que se puede evitar plantando glicinias, que además de poseer un delicioso aroma cada primavera cuenta con vástagos que crecen aproximadamente un metro al año y se vuelven coloridas y tupidas.

Para plantarlas ten presente los siguientes consejos.

Las glicinias son plantas de exposición solar a pleno, pueden crecer a la sombra y se adaptan a las bajas temperaturas, sobre todo en zonas donde las heladas pueden llegar tarde. Son plantas que deben sembrarse en otoño, aunque en las zonas templadas, se las puede plantar en invierno.

La poda de glicinias debe realizarse tanto en verano como en invierno, y es importante evitar que se vuelva un manojo de tallos y troncos enmarañados. Se las puede multiplicar por sistema de acodo, en otoño y primavera  y al final del verano mediante esquejes, y se debe poner mucho cuidado ya que son plantas fáciles de atacar por los pulgones en primavera y por arañas rojas en verano, si los mismos son cálidos y secos.