Trucos para evitar reparaciones en la cocina

estufa problema
Algunas veces algunos aparatos de nuestra casa deciden empezar a funcionar mal, a hacer ruidos y a hacer cosas que antes no hacían, llegando a preocuparnos mucho, en especial en materia económica. Algunos de estos problemas son fáciles de manejar haciendo una reparación en casa o llamando a un experto, pero en otras ocasiones el daño es irreparable, o su reparación sale más costosa que comprar uno nuevo. Por lo que te doy trucos rápidos y fáciles para diagnosticar tu mismo los problemas de electrodomésticos.

En la estufa u hornillo pueden suceder varios problemas, uno de ellos es que no hay llama, para los de gas. Esto puede ser porque los hoyos por donde debe salir el gas están tapados. Esto es fácil de arreglar limpiándolos con una aguja u otro implemento parecido, pero no con un palillo de madera porque su punta se puede romper y ser un peligro de fuego.

Si por otro lado, tu horno no está funcionando y es eléctrico, puedes revisar ese alambre que es el que da el calor que se encuentra en la parte de abajo o de arriba del horno. Cuando lo enciendes este se debe poner de un color rojo intenso, así que si ves un punto oscuro es porque ya no está funcionando adecuadamente. Esto lo puedes arreglar tu mismo comprando este alambre y cambiándolo. Asegúrate de desconectarlo primero, quita los tornillos, revisa la forma en la que está puesto, quítalo y pon el nuevo en su lugar.

Si tienes vitrocerámica y alguna vez se te desliza una sartén pesada, un martillo para la carne o una pesada botella de aceite, lo más probable es que la rompas. El cambio lo puedes hacer en casa y sin ningún problema, sólo tienes que comprar la parte de arriba que hay de diferentes precios desde algunas económicas hasta otras más costosas, desconectarla, quitarle los tornillos, levantarla y cambiarla.

Foto: bossco