Combatir el estrés con organización y dieta

zanahoria apio

Existen algunas estrategias que nos pueden ayudar a mantener alejado el estrés y mantener nuestra salud mental y física casi intacta, porque ya sabes que el estrés además de afectarnos psicológicamente también lo puede hacer de forma física.

Para eso te traigo algunos trucos para ahorrarnos esos malos momentos.

Cambia tu horario para hacer el trabajo: Cuando la mayoría de las personas llega a trabajar, lo primero que hacen es revisar su correo electrónico y su correo de voz. Déjalo para después. Lo mejor es que pases esa primera hora, cuando estás más fresca y preparada, en los pensamientos estratégicos y creativos. Mientras estás en eso, puedes dividir el día en tareas específicas, en vez de intentar hacer todo a la vez.

Expertos aseguran que una tarea que en la que puedes gastar cincuenta minutos en completarla, puede durar hasta cuatro veces más si estás haciendo varias cosas al mismo tiempo. Y si puedes, escoge un día a la semana para salir del trabajo treinta minutos antes que lo acostumbrado, pero eso te ayudará a mantenerte concentrada y a completar los trabajos con mayor eficiencia.

Cuídate a ti misma con una dieta antiestrés: Cuando estás estresada tu cuerpo empieza a tener una serie de reacciones químicas que liberan la hormona cortisona y elevan tus niveles de azúcar dejándote con una sensación de presión y de pereza y lentitud. Para eso, debes contraatacar todas estas reacciones naturales con las comidas apropiadas para ello.

Para el desayuno evita cereales azucarados y come aquellos de granos enteros junto a una pieza de fruta. Después puedes tomarte una pastilla de vitaminas que tenga al menos quinientos miligramos de calcio y 250 miligramos de magnesio.

El magnesio, que es eliminado del cuerpo cuando llega el estrés, te ayuda a regular los niveles de cortisona. Como snack, puedes comer palitos de vegetales o de zanahoria para ayudar a soltar un poco tu estresada mandíbula y la tensión que te produce dolor de cabeza. Antes de ir a la cama, come un snack ligero rico en carbohidratos como una tostada o jamón, para así acelerar la liberación de la serotonina, una hormona que nos hace sentir bien y nos ayuda a dormir mejor.

Foto: Gracias a steffenz