Recomendaciones saludables, vahos para combatir catarros en niños

Cuando nuestro bebé esta enfermo o tiene faringitis, sinusitis y enfermedades respiratorias, lo mas beneficioso es hacerlo inhalar vapor de agua. Como las partículas de vapor invaden las vías respiratorias, hacen que las secreciones se tornen bastante más fluidas lo que sirve para ayudar luego a eliminarlas.

Muchas personas suelen agregar unas gotas de aceite esencial de mentol, ya que es descongestivo, antitusígeno y expectorante, además esto favorece a la transpiración. Debemos tener presente que no hay que utilizar mentol en casos de que nuestro bebé sea alérgico, asmático o en los casos de futuras mamás que estén cursando la gestación. El agua sola sin agregados es totalmente inocua y muy buena para alivianar las secreciones.

No se deben practicar vahos con una cacerola, porque el niño corre el riesgo de quemarse, es mejor utilizar el vapor que se genera en el baño. Tenga presente que siempre que realice un baño de vaho es mejor que sostenga usted al niño sobre su regazo y sujete sus manos. La olla de agua o el recipiente que utilice, que para el caso es mejor un lavabo, debe situarse a unos 20 centímetros de la cabeza del niño.

Cualquiera sea el método que utilice para realizar un vaho, debe colocarle una toalla encima de la cabeza, para favorecer el mantenimiento del calor y del vapor, aunque cuando son muy pequeños es más aconsejable cerrar bien la puerta del baño y abrir el grifo de agua caliente para que el cuarto de baño se llene de vapor y el niño pueda inhalarlo sin correr ningún tipo de riesgos.