Consejos para limpiar y mantener tu casa, parte II

Hay superficies como las de acero inoxidable que quedan siempre con manchas, sobre todo en la zona de la cocina, que padecen de salpicaduras de agua, o el resto de los alimentos, haciéndolas lucir opacas y sucias. Acá dejamos algunos consejitos para realizarles una correcta limpieza.

Superficies de acero inoxidable:

A este tipo de superficies hay que limpiarlas con un paño humedecido en agua jabonosa o un paño de microfibrana húmeda, ya que de esta manera se pueden eliminar huellas de los dedos que fácilmente quedan grabados en las superficies metálicas, en piezas de mayor tamaño como las encimeras dan muy buenos resultados, los limpiadores para cristales sin cloruros que se ofrecen en el mercado. UN secreto, para devolverle el brillo, no hay nada mejor que frotar este tipo de superficies con alcohol de quemar, y luego secar con un paño que no deje rastros de pelusa.

En cuanto a la limpieza de las pizarras hay un método fácil y rápido  que le permitirá mantenerlo en forma por mucho más tiempo, debe preparar una solución a base de agua, jabón neutro y un chorro de vinagre, en caso de que la suciedad fuera muy persistente, puede aplicar la solución con un cepillo de cerdas naturales, y una vez limpios si quiere que recuperen su brillo natural friéguelos al menos una vez a la semana con agua templada y cera líquida.