Amamantar después de una cirugía de pechos

0
1269

Un porcentaje de mujeres en el mundo han tenido cirugías en tus pechos, ya sea aumento o reducción de ellos, lo que puede tener ciertas consecuencias a la hora que quedan embarazada y tienen que amamantar a sus hijos. Durante estos procedimientos algunas veces se producen daños en tejidos, nervios y ductos, que hacen que esta labor de madre sea un poco más complicada, pero no hay que entrar en pánico por ello.

Tú no sabrás si tienes algún daño en tus senos hasta cuando intentes amamantar a tu bebé, así que lo primero que debes hacer es pedir consejos y guías a expertos en lactancia para esta labor. En el tercer día después del parto, puedes intentar sacar leche durante cinco minutos en cada uno de tus pechos, después de haber intentado darle un poco a tu hijo, para ayudar a que salga un poco más la próxima vez.

Posiblemente necesites utilizar una de esas bombas automáticas para que te ayuden a intentar sacar leche de tus dos pechos al mismo tiempo, para intentar simular el reflejo automático que deberían tener. También necesitas hacerle saber a tu doctor y al pediatra de tu bebé sobre la cirugía, así pueden revisar más detenidamente a tu bebé para ver si está ganando el peso adecuado cuando está recibiendo la suficiente comida.

Si solamente puedes producir una parte de la leche que tu bebé necesita, puedes considerar tener un Sistema Suplementario de alimentación para aumentar lo que está comiendo. Este aparato consiste en una bolsa plástica que tiene leche materna o de fórmula, que tiene unos tubos flexibles que van hacia cada pecho. La idea es que tu bebé tenga el tubo en su boca al mismo tiempo que tu pezón, así puede consumir de las dos fuentes al mismo tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here