Jugar con el bebé luego de dormir

Un niño que duerme placenteramente y bien, al otro día tiene energía para poder jugar y aprender, por lo tanto debemos tener presente algunos consejos para que nuestro pequeño pueda jugar de forma que se divierta para que luego pueda disfrutar de sus horas para dormir, ya que el sueño favorece el desarrollo correcto de su crecimiento.

  • En los momentos anteriores a llevarlo a la cuna, siempre debemos intentar que sean agradables, y placenteros, como relajantes, un baño tibio, como hemos dicho en otra oportunidad, muchos juegos con sus padres, masajes suaves, caricias en su cuerpo, canciones y la última toma del pecho o su biberón, estas son excelentes opciones a poner en práctica.
  • Repetir siempre los mismos eventos, para que el los asocie con que ya ha llegado la hora de irse a descansar.
  • Todas las rutinas establecidas deben ser siempre flexibles, y todos los integrantes de la familia deben sentirse a gusto con ellas, ya que de funcionar, las debemos emplear durante los próximos años de vida del bebé.
  • Nunca olvidemos de proporcionarle a nuestro bebé un ambiente agradable, tranquilo, cómodo y una posición que garantice su correcto descanso.
  • No olvidemos utilizar buenos pañales, para evitar no solo la dermatitis de pañal, que lo pondrá incómodo durante las noches, sino que además garantizará una buena calidad de sueño, mientras en niño no se sienta mojado, y evitará que se despierte o que tengamos que levantarnos a cambiarlo.