Enfermedades en los pequeños, la diarrea

En los casos de diarrea se debe tener presente y mucho cuidado la consecuencia de la deshidratación, ya que los pequeños son muy propensos a deshidratarse rápidamente.

Muchas veces el cuerpo pone en marcha este proceso para eliminar virus y bacterias o toxinas, es por ello que no conviene tomar antidiarréicos para detenerla,  ya que de ser así estos virus podrían quedar dentro del organismo de nuestro pequeño.

Hay dos tipos de diarrea en los niños, la que es producida por virus que no se trata con medicamentos y hay que proveerle de soluciones hidratantes para prevenir que el pequeño se deshidrate y la diarrea provocada por toxinas, que puede llegar a ser mucho más aguada que la que causan los virus y requiere de rehidratantes y muchas veces de medicamentos.

Con respecto a la alimentación en esos días, hay que darle al bebé una dieta astringente aunque el pequeño puede consumir lo que quiera, pero se deben evitar los lácteos. Por otro lado los antidiarréicos se suelen aconsejar en muy pocos casos, solamente cuando se llega a los extremos y debe ser el pediatra quién tome la decisión de indicarlos, para detener el proceso de depuración del organismo del niño.

foto: Gracias a LaBellaVida