La dermatitis de pañal en bebés

Cuidados para la dermatitis del pañal

La dermatitis de pañal es un termino referido por los pediatras, cuando nuestro niño tiene erupción o irritación que aparece en la zona del pañal. El primer síntoma de irritación, suele ser el enrojecimiento o la aparición de pequeñas ampollas en la parte baja del abdomen, nalgas, genitales, y la entrepierna, todas en contacto con el pañal. Este tipo de erupción no suele ser graves, y desaparecen en 3 o 4 días de tener los  cuidados correspondientes.

Causas mas frecuentes de la dermatitis de pañal

  • Dejar el pañal mojado puesto durante mucho tiempo, la humedad hace que la piel se ponga mas susceptible.
  • Dejar puesto el pañal sucio de heces por demasiado tiempo, (los agentes digestivos, atacan la piel poniéndola muy susceptible al igual que con la orina.)

Independientemente de como empiece la irritación, la cuestión es que cuando la piel se lastima se vuelve mas fácil que estas se repitan, ante la presencia prolongada de heces u orina.

Otra de las causas provocadas por estas irritaciones son los hongos, estas erupciones son común en los genitales y muslos, parte inferior del abdomen, pero jamás aparecen en las nalgas.

La mayoría de los niños sufren a lo largo de su infancia este tipo de irritaciones, pero los bebes que lactan suelen tener menos predisposición a ellas. Las irritaciones provocadas por el pañal, suelen aparecer en determinadas épocas y circunstancias.

  • En bebés de entre 8 a 10 meses de edad.
  • Si el niño no se mantiene limpio y seco.
  • Cuando el bebé empieza a ingerir alimentos sólidos (probablemente debido a la introducción de alimentos ácidos).
  • Cuando el bebé toma antibióticos (esta medicina facilita el crecimiento de microorganismos como hongos que pueden infectar la piel.

Para reducir estas probabilidades, incluya estos pasos en la rutina del cambiado de pañal:

  • Cuándo el bebé evacué, cámbiele el pañal lo antes posible. Limpie bien el área afectada con agua y paño suave.
  • Cambie los pañales mojados frecuentemente para reducir el tiempo del contacto de la orina con la piel del bebé.
  • Exponga las nalgas del niño al aire libre cada vez que pueda, u asegúrese que el aire circule por la cintura y sus piernas independientemente del tipo de pañal que utilice.

Si a pesar de tantos esfuerzos la irritación persiste y la piel del niño se agrieta probablemente tenga que utilizar algún tipo de crema y en este caso lo mejor seria consultar con su pediatra, cual es la que mejor se adapta al la circunstancia, por lo que no debe demorar en consultar.