Dieta saludable durante la lactancia

lactancia materna

Una de las maravillas de la leche materna es que puede completar las necesidades nutricionales de tu bebé incluso si tu no estás comiendo bien. Pero sólo porque tu bebé no va a estar en riesgo por cualquier insuficiencia en tu dieta, no significa que tu no vayas a sufrir.

Consumir suficientes nutrientes y vitaminas es importantes porque necesitas la energía para suplir las demandas de lo que es cuidar de un recién nacido.

Debes pensar en darle leche materna a tu bebé como una motivación continua para seguir con la dieta saludable que venías teniendo durante el embarazo. Concéntrate en comer granos enteros y cereales, vegetales y frutas frescas y en general comidas que te brinden suficientes cantidades de calcio, proteína e hierro. Y como siempre, darte un gusto extra de vez en cuando está muy bien.

Comer bien durante esta época de tu vida no quiere decir que debes comer más. Los expertos en alimentación materna recomiendan que las madres que están lactando obtengan quinientas calorías más durante el día, pero recientes investigaciones indican que las madres que están lactando no necesitan radicalmente esas quinientas calorías.

La necesidad de estas calorías extra dependerán del peso que tengas en la actualidad y más que todo en el nivel de actividad que tengas, así que no existe en realidad una recomendación que cubra a todas las madres lactantes y todas sus necesidades. Si te sientes baja de energía o muy cansada, intenta comer mejor y si continúas así, debes ir a visitar a tu médico.

Foto: Gracias a Raphael Goetter