Padres adoptivos que sufren depresión

padres adoptivos
Muchos padres y madres que tienen sus hijos adoptivos sabrán que en el momento en que estos niños llegan los sentimientos son de alegría, felicidad y de euforia. Pero algunos de estos padres en vez de eso se sienten cansados, frustrados y abrumados. Y no hay nada de extraño en esto, porque esos sentimientos son más comunes de lo que nos imaginamos. Pero como todo, esto también es una etapa que se puede superar.

El proceso de adopción te llevó a uno de los momentos más felices de la vida al conocer a tu pequeño, pero no incluyó la preparación de los sentimientos abrumadores y el shock del bebé que todos los padres adoptivos por primera vez experimentan en algún nivel.

La vida día a día con un nuevo niño, quien está asustado y tal vez enojado o sienta rechazo, y quien puedo haber perdido la capacidad de dormir en las noches, puede hacer que incluso el padre con más confianza pierda ese toque de alegría. Pero todas estas experiencias son naturales. A pesar de que las recompensas y alegrías de ser padres son extraordinarias, los retos pueden ser agotadores, confusos y hasta pueden llevar a una depresión.

La pérdida es un paso para la depresión. Esta Depresión Post Adopción es una respuesta a nuevas experiencias y a las pérdidas, como las de los sentimientos de desilusión, el trabajo duro de conocer las necesidades especiales de un bebé adoptado y a las cargas físicas y emocionales de no estar preparado para nada de lo anterior.

La clave esta en que te permitas buscar ayuda y apoyo, así como a comunicarte con otros adultos, que serán los que te ayuden a mejorar tu salud emocional. Además te recomiendo modificar la forma como piensas y sientes a tu nueva familia e involucra más a tus amigos y familiares en el proceso.

Foto: abardwell