La orina del bebé

Observar la orina del bebéEl bebé puede orinar a menudo, como cada una o tres horas, o tan infrecuentemente como cuatro a seis veces al día, pero debemos tener en cuenta que si el niño tiene fiebre, está enfermo o mucho calor, estas se pueden reducir a la mitad, y seguir siendo normales.

Revisar la orina del bebé

Si por el contrario, la cantidad de orina es muy abundante, y observamos que no se trata de un hecho aislado, debemos avisar a nuestro pediatra para que le haga unas pruebas complementarias por si sufre diabetes.

La orina del niño no debe ser dolorosa, si percibimos algún indicio de molestias al orinar, inmediatamente debemos informar al pediatra, para descartar alguna infección u otro problema en el aparato urinario.

En un niño sano la orina es de color amarillo claro y se pone oscuro a medida que se concentra más si el niño no bebe demasiados líquidos. Posiblemente encuentre una mancha rosada en el pañal del bebé que puede ser confundida con sangre. pero esta misma solo suele ser más que orina concentrada de un niño sano.

Mientras su hijo moje al menos cuatro pañales al día, no debe haber motivo para preocuparse, pero si la mancha rosada persiste, coménteselo al pediatra, recordemos que ya hablamos que la piel del bebé en contacto con orina durante períodos prolongados provoca dermatitis de pañal y si es concentrada, hay muchas mas probabilidades de que se presente esta patología.

La presencia de sangre en la orina, o manchas de la misma en el pañal no son normales bajo ningún punto de vista, por lo que de suceder, no demore en consultar con el pediatra apenas lo detecte, esto podría deberse a algo poco importante, como alguna raspadura provocada por la dermatitis del pañal, pero también podría ser un síntoma grave, que si van acompañados de dolor abdominal, fiebre, vómitos u otras referencias, lo mejor es no perder tiempo y acudir con rapidez al médico del bebé.