Cómo ahorrar energía eléctrica

Cómo ahorrar en la factura de luz

La iluminación resalta, decora y es un recurso de primera línea si de decoración vamos a hablar. Pero en los tiempos que corren es muy importante saber ahorrar energía, así que aquí os dejamos algunos consejitos para que tengas en cuenta a la hora de tener un gasto reducido en tu factura de electricidad.

Ahorrar energía significa reducir su consumo consiguiendo los mismos resultados que gastando más.

Disminuir el gasto de energía comporta muchos beneficios, ahorra dinero y protege el medio ambiente. Generar energía supone beneficiarse de unas fuentes naturales preciosas como el carbón, el petróleo o el gas.

Consejos para ahorrar energía en la factura de electricidad

1. Principalmente, para que no te prives de utilizar el recurso luminario en tu decoración instala sistemas de bajo consumo, el precio de compra es mayor pero amortizarás pronto la inversión pues consumen un 80% menos y duran 8 veces más.

2. No dejes encendida la luz por tiempo indeterminado, de no ser necesario, esto puede ayudarte a conseguir rebajas en tu factura, y además evitas contaminar sin motivos. Apaga las luces al salir de las habitaciones.

3. Siempre mantén bien limpias las lámparas, pantallas y bombillas, esto es muy importante, ya que cuando están sucias, no filtran correctamente la cantidad de luz necesaria y hasta pierden la mitad de su calidad.

4. Aprovecha de ser posible, toda la luz natural que puedas, esta no te la van a cobrar, y la mejor manera es situar grandes ventanales, paneles transparentes, y paneles de luz solar.

5. Esta última tecnología que mencionamos anteriormente, paneles de luz solar, es cada vez más desarrollada, y puedes utilizarla ya que es un recurso renovable que no requiere de máxima inversión, o que se equilibra a los excesivos gastos de tu factura mensual.

6. Utiliza reguladores de intensidad, para poder seleccionar la cantidad de luz que deseas dependiendo del momento, y de ser posible coloca sensores, para que las luces no estén prendidas innecesariamente si no hay nadie en esa habitación.

7. Si tienes instalados tubos fluorescentes, continua utilizándolos, consumen mucho menos que las bombillas tradicionales.

8. Pinta el interior de la casa con colores claros, la luz se refleja en ellos y requieres menos energía para iluminar.

9. Comprueba que la instalación eléctrica no tenga fugas. Para eso, desconecta todos los aparatos eléctricos, incluyendo relojes y timbre; apaga todas las luces y verifica que el disco del medidor no gire; si el disco sigue girando, manda revisar la instalación.