Cómo elegir la ropa de cama

Cómo elegir la ropa de cama

En la decoración el impacto visual es muy importante, ya que jugamos con él para provocar o profundizar y destacar aquellas cosas que más queremos o para disimular aquellas que queremos que pasen desapercibidas. El dormitorio ha de ser un lugar de relax, de tranquilidad y de descanso, ya que dentro del mismo pasamos más de un tercio de nuestra vida. Por eso, es crucial saber elegir bien la ropa de cama y no cometer errores al decorar este importantísimo espacio.

Consejos para elegir la ropa de cama

Tamaño

Lo primero que tienes que hacer es saber el tamaño exacto que necesitas para cada elemento. Por ejemplo, si la cama es de 1,50, las sábanas tendrán que ser en ese tamaño, pero la funda nórdica tendrá que ser una talla por encima ya que llevará el relleno y necesitará más espacio para que pueda caer bien sobre los lados de la cama. Para un edredón de verano, podrá ser de la misma medida que las sábanas ya que no llevará relleno.

Cómo elegir la ropa de cama

Practicidad

A la hora de vestir una habitación debemos optar por tejidos de fácil limpieza, que permitan ser colocados en la lavadora, e incluso de ser posible que tengan pequeños pliegues o texturas que nos eviten el planchado y de esta manera nuestra ropa de cama siempre se verá impecable y como nueva.

En cuanto al cortinado, los visillos de las ventanas deben ser planchados, también debemos preferir telas que se puedan lavar en la lavadora, y recordar que colocarles apresto los deja en perfectas condiciones cuando pasamos la plancha, pero si lo que quieres es evitar el paso de plancharlos puedes colgarlos, cuando aún se encuentren húmedos, de esta manera el peso de la tela hará de plancha.

Cómo elegir la ropa de cama

Tejidos y texturas según la estación

Debemos tener en cuenta siempre que los tejidos y texturas, hacen que nuestros descansos sean más placenteros, las sábanas de algodón con algo de fibra, son excelentes y no necesitan de grandes horas de planchado. Por ejemplo, el raso va genial en verano ya que es un tejido muy fresquito, mientras que para el invierno la mejor opción es la franela ya que mantendrá una temperatura calentita.

Calidad

Lo idóneo es elegir sábanas y acolchados (colcha, edredón, cojines…) de la calidad más alta según tus posibilidades. Las sabanas de algodón 100% son muy confortables y frescas lo que redundará en una mejor calidad del sueño. Las de mezcla (algodón y poliéster) aportan a su confort su practicidad ya que se arrugan muchos menos. La seda y el satén son más delicados, pero también aportan frescor y comodidad a la vez que elegancia y estilo.

Cómo elegir la ropa de cama

Color

Un factor muy a tener en cuanta ya que los mismos influyen de manera subliminal, pero significativa, en nuestro estado de ánimo. Los colores o estampados vivos, así como los contrastes entre colores claros y oscuros, dan dinamismo al espacio haciendo de tu dormitorio un lugar más excitante. En el otro lado, con el uso de colores claros o pastel, generamos un gran efecto de relajación y descanso visual.

Si contamos con una habitación pequeña, lo mejor es utilizar un cubrecamas o edredón de colores claros, blanco, crema, o marfil para provocar la sensación de amplitud.

Cómo elegir la ropa de cama

Salud

Recuerda elegir fundas y colchones con tratamientos antiácaros para evitar alergias.

En cuanto a las almohadas, las hay en el mercado de materiales antialérgicos y mucho mas transpirables , realizadas en látex, diseñadas para proteger las cervicales, otras de fibra de poliéster, que recuperan fácilmente sus formas, de viscoelásticas y perfumadas con aceites esenciales. Muy buenas opciones para tener en cuenta.