Manchas de nacimiento en bebés

La salida del hospital luego del nacimiento, suele ser para los padres un momento de mucha incertidumbre. Se preguntan si sabrán cuidarlo, alimentarlo correctamente, y muchos de los cambios que sucederán en esas primeras semanas los asustaran y motivaran una consulta con el pediatra.

Las manchas de nacimiento en la piel de los bebés forman parte de estos cambios y son algo bastante más común de lo que muchos padres creen.

En general, algunas de las marcas que se presentan desde el mismo momento de su nacimiento van a durar toda la vida pero, es muy probable que no afecten para nada a su salud.

Conocer el origen

Es importante saber desde cuando y por qué se presentan en ciertos niños estas irregularidades de la piel. Estos datos nos permitirán ver su posible evolución a fin de detectar cualquier problema de salud en nuestro bebé desde el primer momento. Para esto, siempre se debe consultar con el especialista.

Tipos de manchas en los bebés

Dentro de las manchas no nocivas para la salud se encuentran las que  suelen aparecer en la parte baja de la espalda y tiene una forma redonedeada. Estas suelen desaparecer durante el primer año de vida.

Otras de las manchas que pueden manifestarse durante las primeras semanas de vida son las del tipo rojizo que en ocasiones tienen forma de llama y se encuentran en la parte posterior del cuello, en los párpados o sobre la frente. Popularmente se las conoce como antojos y con el desarrollo del bebé se van esfumando.

En los recién nacidos también suele hacer aparición la denominada nevus color café con leche. Se trata de una mancha clara en la piel que no desaparece. No suelen presentar problemas y en la mayoría de los casos suelen ser hereditarias.

En todos los casos, se recomienda la consulta con el médico, quien evaluará las diferentes situaciones y tranquilizará los miedos, especialmente de los padres primerizos.