Cómo mantener una alimentación balanceada

Como llevar una  alimentación balanceada

La importancia de mantener una alimentación balanceada, es una de las recomendaciones médicas más importantes y una preocupación de todos, más allá de pensar que alimentarse bien es consumir indiscriminadamente de todos los alimentos posibles, el alimentarse correctamente no se limita a la variedad de alimentos a ingerir sino también a la cantidad, y a suplir al organismo de las necesidades de nutrientes acordes al estilo de vida que se lleva.

Ciertamente una persona con un estilo de vida con mayor esfuerzo físico requerirá mayor cantidad de alimentos que aporten energía para satisfacer sus requerimientos y algunas condiciones de salud de algunas personas, requieren también una provisión de algunos nutrientes que ayudan a las mismas.

Para alimentarse con calidad y cantidad suficientes para proveer al organismo de los nutrientes necesarios, hay que tener en cuenta las condiciones de salud, el estilo de vida y el peso. Pero hay dos premisas básicas que se deben tomar en cuenta a la hora de ir en búsqueda de una alimentación satisfactoria que provea lo que el cuerpo necesita y nos haga sentir satisfechas, y eso es, comer variedad de alimentos saludables y controlar la cantidad de ingesta de alimentos.

Alimentarse saludablemente, es parte de una alimentación balanceada que incluya lácteos, carnes, legumbres, vegetales, frutas, granos, porque las vitaminas, minerales, y antioxidantes que el cuerpo necesita están presentes en todos ellos. Comer suficiente es suficiente, aunque suena redundante es claro y directo, comer de todo pero con mesura, aún el consumo de frutas y vegetales que son ligeros en cuanto a calorías si es excesivo se convierte en un aumento de peso, y comer de manera balanceada comprende satisfacer lo que el cuerpo necesita sin excederse.

Cuánto necesita el cuerpo para alimentarse bien y estar bien, es una respuesta que sólo puede satisfacer el médico, por ello la importancia de su orientación respecto de las necesidades teniendo en cuenta, el estado de salud, los requerimientos derivados de ese estado de salud, la cantidad para sentirse satisfecho y estar en el peso correcto, y el peso correcto depende no sólo, como se ha pensado erróneamente de la estatura, sino de la edad, del estilo de vida, de la constitución particular de cada persona, por ello una alimentación balanceada es imperativa, porque al mismo tiempo que satisface al organismo, permite que funcione bien, ayuda a mantenerse en el peso adecuado, contribuye a la autoestima y eleva la calidad de vida.