¿Cocinar los alimentos fritos es malo para la salud?

Freír los alimentos no siempre resulta malo, siempre y cuando sea de vez en cuando, y preferentemente lo hagamos en casa.

pollo frito

Los alimentos fritos consumidos esporádicamente, no resultan dañinos para el organismo, pero si es importante rescatar que no hay que abusar de ellos, ya que cocinar con un medio como el aceite y sobre todo caliente, aumenta significativamente la cantidad de calorías que estamos ingiriendo, y por ello se puede aumentar también de peso.

Por otro lado el aumento  de consumo de frituras, es el responsable de los cálculos biliares y la acumulación de grasas en las arterias, con todo lo que estos inconvenientes significan.

Recomendaciones al freír

Un dato que siempre debe tener en cuenta, es no utilizar el aceite que ya ha usado una vez, porque se convierte en una grasa de muy mala calidad, ya que el calentamiento modifica su composición natural, transformándolo en nocivo para el organismo y por lo tanto para nuestra salud.

La clave es freír con poco aceite, aunque si bien se demora mucho más la cocción se obtiene menor desperdicio. Otra recomendación que le puede ser muy útil es hervir el producto hasta tiernizarlo y terminar su cocción dorándolo en aceite, ya que de esta manera absorberá menos cantidad de grasa.

Y recuerde un dato más, las frituras es preferible consumirlas en casa espaciando su consumo lo mayor posible, los preparados fritos fuera de casa, uno nunca puede saber concretamente como están realizados.

Cambios que se producen al freír un alimento

  • Pérdida de nutrientes: en especial de vitaminas, debido a las altas temperaturas durante este tipo de cocción (160ºC a 200ºC).
  • Deshidratación: por la evaporación de agua que contiene el alimento.
  • Impregnación de aceite: alcanzando entre un 5-40% del peso total, lo cual aumenta considerablemente su valor calórico. Para que el alimento no absorba demasiado aceite, debe introducirse cuando el aceite alcanzó la temperatura adecuada (170ºC – 180ºC), lo cual formará la costra, y quedará aislado del aceite. Los alimentos ricos en grasa pierden parte de la misma durante la fritura.
  • Corteza crujiente: de textura agradable resultante de carbohidratos caramelizados y proteína coaguladas (reacción de Maillard).
  • Sabor y aroma característicos: dado por el propio aceite y por las nuevas sustancias producidas durante el proceso.

Si las frituras son consumidas muy ocasionalmente, no suponen un riesgo. Diferentes estudios han demostrado que estar expuestos a ellas de forma diaria, ya sea en la realización o en el consumo de las mismas, conlleva a un alto riesgo a padecer ciertos tipos de cáncer. Lo recomendable es no que no las consumas sino que lo hagas ocasionalmente.

  • NOTA: Este post ha sido editado  para mejorar la calidad de su contenido…

Foto: Gracias a foodistablog