Consejos para antes de ponerte a perder peso

Cambiar los hábitos, en especial los malos no es tarea fácil. Así que antes de empezar una nueva dieta o empezar un nuevo régimen para perder peso debes asegurarte de preparar tu cuerpo y tu mente para eso, por lo que debes pasar por el doctor, cambiar la mentalidad y ponerte metas que puedas alcanzar.

Perdida peso

Estar pasado de peso y obeso puede causar que el cuerpo sufra de una gran variedad de enfermedades y condiciones entre las que se encuentra el colesterol alto, la presión sanguínea alta y diabetes tipo dos. Así que antes de ir al gimnasio o empezar a cortar calorías es mejor que vayas al doctor a que haga una revisión y se asegure de que tienes la preparación necesaria para empezar un programa de pérdida de peso y hasta te puede dar consejos para que no sea tan difícil.

Desafortunadamente muchas dietas no ofrecen pruebas de que realmente ayudan a perder peso y mantenerlo así, por lo que en vez de preocuparte únicamente en perder esos kilos de más, debes intentar ponerte metas para mejorar tu salud en general, entre las que se encuentran volverse más activo y comer más saludable. También debes recordar que la herencia juega un papel en el tipo de cuerpo que tienes y tu peso, por lo que no sirve de nada que te compares con personas de cuerpos perfectos.

Una de las claves para perder peso y ganar estado físico y salud es mejorando nuestra confianza y la imagen que tenemos de nosotros mismos. Por eso es mejor que utilices las medidas en vez del peso o la talla de la ropa, o la forma como te sientes por ejemplo subiendo muchas escaleras, porque es muy motivante no sentir que pierdes el aire después de caminar un poco.

5 recomendaciones para recordar antes de adelgazar

  1. Dormir más quema más grasas: cuando queremos adelgazar siempre es conveniente perder la mayor parte del peso a expensas de grasa y la gran ayuda viene de la mano de las horas de sueño nocturno, ya que un estudio de la Universidad de Chicago nos ha mostrado que mientras hacemos una dieta para adelgazar, si dormimos 5,5 horas perdemos igual cantidad de peso que si dormimos 8,5 horas, pero la quema de grasas es de la mitad respecto a cuando dormimos más.
  2. Beber agua antes de comer: otro dato de interés sencillo de llevar a cabo, es el que se desprende de un ensayo realizado por la Sociedad Americana de Química que nos recuerda que beber dos vasos de agua antes de comer ayuda a perder peso y combatir la obesidad. Eso sí, agua o líquidos sin calorías.
  3. Comer lejos de una pantalla: un trabajo publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition nos ofrece otro dato interesante que no podemos olvidar: comer delante de una pantalla o trabajando frente al ordenador al momento de la comida, aumenta el apetito a lo largo del día, da menos saciedad y fomenta el sobrepeso. Por lo tanto, al momento de adelgazar, recuerda comer lejos de las pantallas u otros distractores.
  4. No te abrigues demasiado: la calefacción y el aire acondicionado ha hecho que nuestro cuerpo luche menos contra los cambios de temperatura y así, reduce el gasto de calorías por termogénesis, entonces, según nos dice la revista Obesity Reviews, si deseas adelgazar, lo mejor es no abrigarse demasiado en invierno ni abusar de la calefacción ni de los aires acondicionados, sino dejar que el cuerpo se esfuerzo en alcanzar una temperatura corporal óptima.
  5. Come más lento: cuando se come rápido, según nos dice un estudio reciente, se reduce la liberación de hormonas que dan saciedad, por eso, comer más despacio nos ayudaría a comer menos y reducir las calorías ingeridas, por lo tanto, nos ayudaría a adelgazar.

Son 5 datos interesantes y con fundamento científico que debemos tener en cuenta cuando deseamos adelgazar sin descuidar la salud, pues con todos estos consejos podemos luchar contra la grasa del cuerpo y proteger al organismo simultáneamente.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….

Foto: D.L.