Propiedades de la comida macrobiótica

Existen libros enteros dedicados a la dieta macrobiótica, así que aquí te la explico de manera abreviada. Sus seguidores creen que todas las comidas deben contener siete componentes para la salud y la vitalidad, que son carbohidratos, grasas, minerales, vitaminas, enzimas y agua.

Comida macrobiotica

La alimentación macrobiótica está basada en la medicina china y el budismo zen, donde salud es sinónimo del equilibrio entre los principios yin (femenino: frío y oscuro) y yang (masculino: caliente y luminoso), los cuales están presentes en toda la naturaleza.

Sus seguidores establecen que cinco elementos principales son los responsables de la salud total: la comida salada estimula los riñones, la vejiga y los órganos reproductivos; que la comida de sabores intensos ayudan a los pulmones y el intestino delgado; la comida dulce ayuda al estómago, el bazo y el páncreas; la comida amarga ayuda al corazón y al intestino grueso; y la comida amarga ayuda al hígado.

También aseguran que las diferentes comidas deben ser combinadas para alcanzar un balance de diferentes sabores y texturas, como una especie de ying y yang pero con comida. Y también las comidas locales ayudan a alcanzar este balance.

Características de la Dietética macrobiótica:

  • Los cereales integrales son el 50 % del total de los alimentos diarios: arroz, mijo, trigo, avena, cebada, cuscus, centeno, trigo sarraceno y maíz.
  • Las hortalizas y vegetales cocidos abarcan el 25 % de la ingesta diaria,
  • Se toman una o dos tazas de sopa al día ya sea de miso o tamari (salsa de soja), a las cuales se le añaden normalmente vegetales o algas.
  • Las legumbres deben consumirse hasta un 15% del total de la comida del día.
  • Con respecto a las proteínas animales, se permite comer pescado blanco dos veces a la semana, y solo están permitidas las carnes de pollo y pavo de manera excepcional, ante algún compromiso.
  • Huevos: solo los fertilizados y uno cada diez días.
  • Frutas: como ideal se debe tomar fruta cocida o seca, a veces frescas, siempre y cuando se goce de buena salud.
  • Bebidas o líquidos: siempre después de las comidas, pero nunca durante. Se debe beber de a sorbos. Las más adecuadas son el té de tres años ( té Bancha o té kukicha) y el café de cereales. Si se bebe agua, debe de estar preferiblemente tibia.

Expertos dicen que hay evidencia de que los componentes de las dietas macrobióticas pueden contribuir a tener un menor riesgo de enfermedades crónicas como cáncer, problemas cardíacos y diabetes. Pero esto tiene que ver más con el hecho de que esta dieta es rica en granos enteros y vegetales, que con el balance del ying y el yang.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…

Foto: nickgraywfu