Síntomas de la menopausia

Esta es una etapa importante de la vida que se da alrededor de los 45, 50 años de la mujer, dónde se dá un reajuste metabólico, el cuál puede extenderse por varios años. Son signos físicos y emocionales que no suponen una amenaza para la salud, pero que alteran la dinámica social y laboral de las mujeres.

menopausia

La menopausia es el cese permanente de la menstruación. Es un paso dentro de un proceso lento y largo de envejecimiento reproductivo. La edad promedio de una mujer que está teniendo su último periodo, la menopausia, es de unos 51 años. Esa última menstruación viene precedida por el climaterio, que es la fase de transición entre la etapa reproductiva y no reproductiva de la mujer.

Sintomas más comunes

Cambios en los períodos: Uno de los primeros síntomas puede ser un cambio en los períodos. Para muchas mujeres se hacen menos regulares, otras tienen un flujo más ligero de lo normal y otras pueden tener un flujo más fuerte de lo normal y pueden sangrar bastante durante muchos días. El tiempo entre una menstruación y otra puede ser menos de tres semanas o puede durarle más de una semana. Pueden presentarse manchas entre menstruaciones. Las mujeres que han tenido problemas con menstruaciones fuertes y cólicos encontrarán un alivio de esos síntomas cuando comience la menopausia.

Calores: Un calor es una repentina sensación de calor en la parte superior o en todo su cuerpo. Su cara y cuello se ponen colorados. Pueden aparecer manchones rojos en su pecho, espalda y brazos, posiblemente seguidos de sudor intenso y escalofríos. Los calores pueden ser tan suaves como un ligero enrojecimiento o tan severos como para despertarla de un profundo sueño (llamados sudoración nocturna). La mayoría de los calores duran entre 30 segundos y 5 minutos

Problemas con la vagina y la vejiga: El área genital puede volverse más seca y delgada a medida que cambian los niveles de estrógeno. Esta resequedad puede hacer que las relaciones sexuales sean dolorosas. Las infecciones vaginales pueden aparecer más frecuentemente. Algunas mujeres pueden desarrollar más infecciones del tracto urinario. Otros problemas pueden dificultar la retención de orina de manera que no hay tiempo suficiente para llegar al baño. Algunas mujeres se dan cuenta que hay escape de orina cuando hacen ejercicio, estornudan, tosen, se ríen o corren.

Sexo: Algunas mujeres se dan cuenta que su manera de sentirse acerca del sexo cambia con la menopausia. Algunas sufren cambios en la vagina, por ejemplo resequedad, que hacen que el coito sea doloroso. Otras se sienten más liberadas y sensuales después de la menopausia, aliviadas porque ya no es posible quedar embarazadas. Hasta que haya pasado un año entero sin menstruar, usted debe utilizar un método anticonceptivo. Después de la menopausia una mujer puede aún contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS), tales como VIH/SIDA o gonorrea. Si le preocupa que pueda contraer ETS, asegúrese de que su compañero utilice condón cada vez que tengan relaciones sexuales.

Problemas de sueño: Algunas mujeres tienen dificultad para dormir bien, no se duermen con facilidad o se despiertan muy temprano. Posiblemente necesiten ir al baño en la mitad de la noche y no pueden volver a dormirse. Los calores pueden causar que algunas mujeres se despierten.

Cambios de genio: Puede haber una relación entre los cambios en los niveles de estrógeno y los cambios de genio en una mujer. Los cambios de genio pueden ocurrir también por estrés, cambios en la familia como cuando los hijos se van del hogar o por cansancio. La depresión NO es un síntoma de la menopausia.

Cambios en su cuerpo: Algunas mujeres se dan cuenta que sus cuerpos cambian más o menos al tiempo con la menopausia. Con la edad la cintura se ensancha, se pierde masa muscular, puede aumentar el tejido adiposo y la piel puede adelgazarse. Otras mujeres pueden tener problemas con la memoria, o rigidez y dolor de articulaciones y de los músculos. Muchos de estos cambios se pueden prevenir o hacer más llevaderos con ejercicio regular y atención a la dieta.

Es posible, controlar y disminuir los síntomas de muchas de las molestias ocasionadas en esta etapa, por medio de un estilo de vida mas saludable que incluya un buen plan de alimentación y actividad física regular, y en caso de no ser suficiente con ello, hay en el mercado beneficiosos medicamentos que su especialista seguramente le recomendará.

Es recomendable llegado este período hacer una consulta con su médico de confianza, para realizar los ajustes hormonales producidos por los deficit anteriormente citados, de esta manera, esta etapa de la vida y con sus debidos controles, se hace llevadera y placentera como el resto de las que ya hemos pasado.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….

Foto: laiveesvida