Cuidado de los ojos, inflamación de la conjuntiva

Técnicamente podemos definir a la conjuntivitis, como una inflamación de la mucosa conjuntiva que recubre la esclerótica del ojo y la parte interna de los párpados.

Este tipo de inflamación puede ser causada por algún virus o bacteria, por reacciones alérgicas al polvo, o a otras sustancias que pueden afectar nuestros ojos, como el polen o el humo. Cuando comienza a manifestarse la conjuntiva está irritada y generalmente podemos observar un enrojecimiento en el globo ocular con algo de secreción y parte de congestión superficial.

Esta secreción que encontramos en los ojos puede ser espesa, pegajosa y cremosa, o acuosa y clara, que en estos casos se trata de conjuntivitis virales o de alergias que se manifiestan de esta forma.

La conjuntivitis en si misma es una enfermedad que provoca picazón en los ojos, hinchazón en los párpados mucha sensibilidad a la luz, sensación constante en la persona que la padece de ardor, molestias y dolor como si tuviera arenilla en los ojos, y es muy fácil de reconocer, ya que cuando una persona contrae algún tipo de conjuntivitis los síntomas son visibles dado que el ojo se enrojece y lagrimea mucho más.

Es necesario realizar la consulta con el médico a los primeros síntomas para evitar infecciones en los ojos.

Foto: Gracias a Wikipedia