Amigos y enemigos de nuestra dentadura

0
21

El cuidado de nuestros dientes

Los alimentos aportan nutrientes que mantienen nuestro organismo saludable, pero algunos son buenos para nuestra dentadura y otros no lo son tanto.

Si es cierto que somos lo que comemos, entonces es especialmente cierto para nuestros dientes y encías. Cuando toma bebidas con azúcar y come alimentos a base de almidón, no solo se alimenta usted, también alimenta la placa que puede causar problemas en su boca.

Los amigos

Entre los buenos alimentos para nuestros dientes encontraremos a las verduras, el yogur, los quesos, la leche, los huevos, carnes de vaca, pollo y pescado, frutas ,verduras, y hortalizas, que pueden ser consumidas a diario para favorecer el desarrollo de los dientes  y la absorción de calcio que los mismos necesitan para estar siempre saludables.

Los ácidos grasos como el Omega 3 que contiene el pescado y los frutos secos, son fundamentales para el desarrollo de los dientes y logran la correcta asimilación del calcio, alimentos lácteos son elementos básicos de la dieta. La leche y los yogures, además de proporcionar nutrientes, proveen del calcio necesario para tener unos dientes fuertes y todas las frutas y verduras que contienen vitamina C intervienen en el mantenimiento de los dientes.

Los enemigos

Entre los malos alimentos encontramos a todos aquellos que contienen azúcar, que pueden llegar a fomentar la formación de caries, como  las bebidas gaseosas, las galletas dulces y saladas, pan, las golosinas, las tortas y los helados.

Sustancias colorantes que se encuentran en alimentos como el café, el té, el alcohol o los refrescos son los enemigos de la blancura de los dientes, ya que originan muchas manchas porque las sustancias químicas se adhieren a la superficie dental.

El riesgo de caries aumenta con los alimentos que se pegan a los dientes. Golosinas, caramelos, patatas fritas o galletas tienen mayor probabilidad de que permanezcan restos en la boca tras su ingesta. A ésto añadir que las bebidas gaseosas tienen capacidad de erosión dentaria, producida por el ácido carbónico, por lo que se recomienda no abusar de ellas.

Es por eso que necesitamos alimentarnos correctamente y enseñarles a nuestros niños desde pequeños cual es el cuidado correcto de los dientes, y así mismo nosotros debemos cuidarsela desde su nacimiento, evitando que el niño consuma alimentos que contengan azúcar cuando le damos el biberón, como son los jugos, ya que mientras duerme esto acrecienta la posibilidad que luego desarrolle caries.

Cuando son demasiado pequeños es recomendable limpiar sus dientes con un hisopo embebido en agua cada vez que terminamos de alimentarlo, y una vez que han comenzado a salir sus dientes es inminente el uso de un cepillo adaptado a su edad. Le recomendamos que consulte su odontologo para adquirir buenos hábitos de higiene bucal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here