Consejos para estirar las pantorrillas

0
17

estirando las pantorrillas

Siempre es recomendable, estirar antes y después de realizar actividad física, las personas que practican ejercicios habitualmente saben muy bien, que el estiramiento forma parte de la rutina, dado que si no se realizan este tipo de ejercicios, luego pueden lesionarse, o provocar dolores musculares que no deseamos.

Las pantorrillas, como muchas veces no tiene una relación específica con algunas prácticas deportivas, suelen elongarse muy poco, y se repliegan causando molestias y dolores. Para evitar esto y recuperar sus capacidades, lo mejor es mantenerlas ejercitadas.

¿Cómo hacer correctamente este estiramiento?

Debe dejar apoyado el talón del pie y elevar lo más que le sea posible la parte delantera del pié que ejercita, luego cambie de pierna y realice el mismo ejercicio de estiramiento al menos 20 segundos por cada pie.

También puedes pararte con las piernas juntas y da un paso hacia adelante. Para estirar correctamente las pantorrillas, dobla la rodilla de la pierna delantera mientras se mueves el peso del cuerpo hacia adelante. Asegúrate de mantener el talón de la pierna trasera en el suelo en todo momento. Mantén esta posición durante 10 a 15 segundos y repite con la otra pierna.

En la misma posición anterior, debe apoyar ambos pies bien sobre el suelo, y estirar flexionando las rodillas lo más que se pueda, sin dejar de mantener los talones  extendidos contra el piso. Repita al menos 3 veces el mismo ejercicio de estiramiento manteniéndose al menos 10 segundos en cada repetición.

Otra forma de estirar las pantorrillas es colocando los talones apoyados en un escalón y dejar caer todo el peso del cuerpo sobre ellos, de forma que las puntas de los pies queden apuntando hacia arriba. En esta posición mantenemos unos segundos, de manera que notemos como se estira toda la parte trasera de nuestras piernas, ya que no solamente estiramos los gemelos, sino que también los insquiotibiales se verán afectados.

5 consejos para un estiramiento efectivo:

  1. Relajate.
  2. Asegurate de mantener cada estiramiento durante al menos 30 segundos.
  3. Respira con tranquilidad.
  4. Realiza el estiramiento dentro de tu propio rango de movimiento evitando sentir dolor.
  5. En las áreas que se senta dolor, se deben estirar a intervalos regulares, como por ejemplo después de una ducha.

Es primordial que dediquemos siempre parte del entrenamiento a estirar, y las piernas son una parte que no debemos pasar por alto si queremos evitar posibles problemas que nos pueden acarrear una lesión o un malestar en esta zona.

Foto: Gracias a Neeta Lind

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here