Osteoporosis, ejercicios que colaboran para mejorar sus síntomas

1
20

Huesos sanos

En la osteoporosis, hay una relativa disminución de masa ósea, deterioro de la estructura de los huesos y la proliferación de fracturas, causadas por golpes mínimos.

La osteoporosis es una enfermedad en la cual los huesos se vuelven frágiles y más propensos a fracturarse. Por lo general, el hueso pierde densidad, que mide la cantidad de calcio y minerales en el hueso.

Las mujeres luego de la menopausia, están más predispuestas a padecer de esta enfermedad, pero los hombres pasados los 50 años, no quedan exentos de contraerla.

Si posee síntomas  como los siguientes, debes realizar la consulta al especialista:

  • Se ve más gordo, pero no es por exceso de grasa, muchas veces las fracturas que no registramos cambian la forma de nuestra columna, por lo que las partes bajas aumentan desplazando al estómago y a otros órganos hacia afuera.
  • Nota que disminuyó de tamaño, se esta más bajo de estatura, cuando la masa ósea va decreciendo, por el deterioro, hace que uno reduzca su altura.
  • Padece intensos dolores de espalda, dado el deterioro de los huesos que se lo hace notar especialmente en esta zona.
  • A veces la osteoporosis, hace que la persona que lo padece se sienta ahogada, y esto es porque con el deterioro de los huesos se disminuye también la capacidad pulmonar. Y la debilidad muscular causa grandes estados de fatiga.

Programa de ejercicios:

Los estudios y las investigaciones actuales apuntan a los ejercicios que tienen un importante componente de fuerza como los más efectivos para aumentar la densidad mineral ósea. Conociendo que las adaptaciones producidas por el entrenamiento de fuerza son locales es preciso seleccionar los grupos musculares que más influencia tienen, por sus inserciones musculares, en el aumento local de masa ósea.

Es muy importante entrenar la musculatura de los muslos, los cuádriceps, adductores, abductores y glúteos. Hay investigaciones que demuestran ganancias de masa ósea en cuello del fémur simplemente con el ejercicio de prensa de piernas. Igualmente interesante es el entrenamiento de los músculos erectores de la columna vertebral y de los músculos autóctonos dorsales del tronco, su fortalecimiento protegerá la columna y, muy probablemente, logrará aumentar la masa ósea de las vértebras.

El entrenamiento de la musculatura de la espalda merece una atención particular, especialmente si la musculatura que se pretende potenciar es la musculatura estática, la que mantiene la posición erecta. Conviene tener presente que puede ser más interesante para esta musculatura un entrenamiento en isometría y haciendo un esfuerzo de alargamiento, excéntrico que realizar unas peligrosas flexiones y extensiones.

Se recomienda antes de empezar a hacer ejercicio consultar a su médico de confianza.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here