Salones delimitados con circulación fluida

Para poder organizar un salón absolutamente confortable sobre todo cuando los espacios son grandes y poseemos varios ambientes en uno solo, hay que respetar las distancias mínimas entre los muebles, generalmente se recomienda unos 50 centímetros entre el sofá y la mesa central y 80 centímetros entre la mesa del comedor y la pared, como así también unos 20 centímetros entre alguna mesa auxiliar y el sofá.

Se deben despejar todas las zonas que se puedan, sobre todo aquellas que son de paso, y jamás dejar en las mismas menos de 90 centímetros entre los objetos que se encuentran en ella. Por otro lado la delimitación de ambientes es sumamente importante, si deseamos que un salón con diferentes ambientes funcione a la perfección, hay que delimitar cada uno con claridad, multifuncional no es sinónimo de aburrido, aproveche todos aquellos elementos arquitectónicos que le permitan crear barreras visuales entre los mismos.

Los desniveles en el caso de tener una vivienda así son excelentes un escalón, una viga, algún pilar, zonas del techo más elevadas o más bajas, son la mejor manera para separarlos, y si el espacio fuera absolutamente regular, colocar los muebles de una forma que ellos marquen los mismos límites es la mejor opción.