Relación a distancia, una mala idea

En varias ocasiones seguramente has escuchado historias de personas que han logrado mantener una feliz y satisfactoria relación a distancia. Pero para decirte la verdad, los casos son mínimos y así te quieres ilusionar con la idea de que es posible estar lejos de tu pareja durante algún tiempo y que el amor y la relación sobrevivan, las probabilidades de éxito no están a tu favor.

Y es que así lleven una relación de años, cuando las personas están separadas empiezan a sentir un poco más de libertad que hacen que vayan olvidando fácilmente el esfuerzo y el compromiso que requiere el compartir la vida con otras personas. Posiblemente la madre de él te vea como una hija y conozcas cada detalle de su vida, pero el estar separado implica un nuevo capítulo en la vida, que muchos prefieren vivir sin mirar atrás.

Problemas de una relación a distancia

Uno de los primeros sentimientos que te llegan cuando se separan es que no puedes vivir sin él, la idea de no poder hablar con él en el teléfono y en directo en múltiples ocasiones al día es aterradora y el no poder verlo al menos una vez a la semana te parece una tarea casi imposible. Pero así pienses eso ahora, seguramente vas a sobrevivir y lo mejor es que dejes de esforzarte para que funcione, para que lo hagas en tu propia vida.

Y algunas veces debes aceptar lo inevitable y es que con la separación llegan las ganas de experimentar nuevos retos y nuevas cosas. Por lo que es injusto tanto para ti como para tu pareja privarse de esas cosas que les darán otras visiones de la vida, así que algunas veces lo mejor es terminar la relación y si después la vida los vuelve a reunir quieren estar juntos, es porque es el momento indicado.