Algunos consejos para pintar el suelo

En algunas ocasiones estamos haciendo la remodelación a algún lugar y nos damos cuenta que nos costará un poco más de lo que habíamos pensado. Una de las formas más fáciles y más aconsejables de recortar un poco el gasto que vamos a hacer es, si tenemos un suelo hecho de concreto, dejarlo así y pintarlo. Claro que esto se aconseja para espacios que tengan menos visitas o si quieres un estilo descomplicado en tus espacios.

Pintar los suelos te brinda un estilo propio que es bastante económico y que igualmente te da la oportunidad de escoger que es lo que quieres hacer con el espacio. Sin embargo, puede ser un poco complicado, por lo que te recomiendo ante todo asesorarte por un experto. Pero existen unos pasos generales que son los que debes hacer para pintar tu suelo a tu estilo.

Lo primero que debes hacer es escoger la pintura, utilizando de aquellos tipos que son especialmente hechas para los suelos de concreto y fácil de utilizar por una persona que no es experta. Después debes hacer una pequeña prueba para que veas que si es la que necesitas, sólo debes preparar un pequeño pedazo de tu suelo en un lugar que no sea muy concurrido para aplicar un poco de pintura. Después de dejarla secar, friégala un poco con una escoba para asegurarte de que si tiene la adherencia necesaria.

Cuando ya sepas que esta es la pintura que te sirve para los suelos del espacio que quieres, debes preparar toda la superficie. Cada pintura tiene unas instrucciones particulares para que prepares en concreto antes de pintarlo, así que asegúrate de seguirlas al pie de la letra. Ya sólo te queda aplicar la pintura con un rodillo extensible para que lo puedas hacer de pie. Aplica entre dos o tres capas, dejando que la pintura se seque entre cada una de ellas.